Aunque un trabajador labore desde casa o en algún otro lugar fuera de la empresa, sigue teniendo el derecho de abandonar sus actividades cuando su jornada laboral termina, sin embargo, a muchos empleadores todavía se les complica comprenderlo.

Y es que con lo fácil que resulta hoy enviar un mensaje o hacer una llamada desde el móvil, existe la falsa creencia de que los colaboradores deben estar siempre disponibles y actuar cuando se les necesita, pero esto no es más que un error que afecta su salud, productividad y satisfacción.

Para evitarlo es crucial que los líderes se conviertan en promotores de la desconexión laboral, el derecho que las personas tienen a disfrutar de jornadas laborales dignas.

Para que conozcas más y sepas implementarlo, ahora te damos más detalles.

Aprende todo lo que necesitas saber sobre la ley de derecho a la desconexión laboral

¿Qué es la desconexión laboral?

Promueve que los colaboradores no desarrollen actividades fuera de su horario laboral, aunque sean contactados por hacerlo.

De hecho, en Chile es un derecho estipulado en el Código de Trabajo que establece que los trabajadores no están obligados a responder las comunicaciones, órdenes u otros requerimientos del empleador, al menos durante 12 horas continuas en un periodo de 24 horas. Tampoco el empleador podrá establecer comunicaciones ni formular órdenes u otros requerimientos en días de descanso, permisos o feriados anuales.

Esto importa porque el exceso de trabajo, las jornadas de trabajo muy largas (o fuera del horario normal) y los horarios de trabajo imprevisibles son algunas de las principales causas de estrés laboral en las personas, tal y como establece la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Beneficios de la desconexión laboral

Ahora bien, las ventajas de respetar la jornada de trabajo al implementar una desconexión laboral efectiva, se traducen en mayor productividad y felicidad en los colaboradores, pues según el blog de RRHH, SupeRRHHeroes, esto es lo que sucede:

  • El trabajador es dueño de su tiempo.
  • Funciona como una herramienta de motivación laboral.
  • El colaborador sabe por qué está trabajando y sus metas diarias a alcanzar.
  • Aumenta la responsabilidad.
  • Fomenta la competitividad sana entre compañeros.
  • Permite descubrir el talento de los trabajadores.
  • Los resultados son fácilmente medibles.
  • Permite establecer periodos óptimos de trabajo.
  • Concilia la vida familiar y laboral.

Asimismo, otros de los beneficios que también otorga esta libertad laboral son, según menciona el portal RRHH Digital:

  • Favorece la salud y bienestar.
  • Previene enfermedades mentales y psicológicas, daños en el sistema nervioso, problemas oculares o auditivos, obesidad y dolencias musculares u óseos.
  • Mejora en la calidad del sueño y el descanso.
  • Incrementa la retención de talento.

¿Cuánto dura el derecho a la desconexión y a quienes aplica el derecho a la desconexión?

La ley define el llamado tiempo de desconexión, el cual deberá ser de, al menos, 12 horas continuas en un periodo de 24 horas.

Este derecho aplica a:

  • Los trabajadores a distancia que distribuyen libremente su jornada, y;
  • Los teletrabajadores excluidos de la limitación de jornada.

Contenido del derecho a la desconexión laboral

El derecho a la desconexión se traduce en dos obligaciones, distintas pero complementarias:

1.-Respecto al “tiempo de desconexión”

El trabajador tiene derecho a no ser obligado a responder comunicaciones, órdenes o requerimientos del trabajador durante su tiempo de desconexión. Así, si se envía un mensaje durante el tiempo de desconexión, el trabajador no tiene la obligación de responder.

De igual forma, dado que la ley señala que el empleador debe “garantizar” este derecho, estimamos que dado que los sistemas de mensajería actuales contienen muchas veces notificaciones de lectura (ej. ticket de lectura en WhatsApp), el trabajador está también eximido de reconocer o manifestar que ha tomado conocimiento del mensaje o requerimiento durante su tiempo de desconexión.

Como correlato de lo anterior, el empleador no puede asumir que el trabajador ha tomado conocimiento de un requerimiento durante el tiempo de desconexión.

2.-Respecto a descansos, permisos y vacaciones

El empleador, en ningún caso podrá enviar comunicaciones ni formular órdenes o requerimientos en días de descanso, permisos o feriado anual (vacaciones). Esto implica que, a diferencia de lo que ocurre en el tiempo de desconexión, el empleador, cuando se trate de días de descanso, permisos, y feriados, debe abstenerse de enviar requerimientos o mensajes.

Recomendaciones

Como primera cuestión, debe recordarse que el tiempo de desconexión debe fijarse en el contrato de trabajo.

Por otro lado, para garantizar el derecho de desconexión durante el tiempo de desconexión resultará conveniente establecer políticas internas por las cuales la empresa tome conocimiento de que un determinado trabajador se encuentra dentro de dicho periodo. Un mecanismo práctico para aquello lo constituyen los “estados de ausencia” que pueden establecerse en programas de mensajería y coordinación de equipos.

En el caso de los descansos, permisos y vacaciones, junto con la adecuada difusión de dichas fechas dentro de la organización se sugiere contar con mecanismos tecnológicos que prevengan o adviertan sobre el envío de mensajes y requerimientos.