Generalmente, en la mayoría de los contratos de arriendo de casa y departamentos se acuerda una cantidad fija de tiempo, que oscila entre los seis meses a un año.

Desde la perspectiva del arrendador esta cláusula es ventajosa, dado que no tiene que buscar un nuevo inquilino, sin embargo, aunque el arrendatario desee ocupar la vivienda, las circunstancias pueden cambiar bien sea por razones personales o profesionales y es por ello por lo que es relevante contar con algunos datos para evitar dolores de cabeza a la hora de dar término a un contrato.

Como hemos mencionado, es muy normal que los contratos de arrendamiento se establezca un plazo de duración, sin embargo, muchas veces este plazo puede no cumplirse por diferentes razones; y se le otorga la facultad al arrendatario o al arrendador de poner término anticipado a este contrato.

En el siguiente artículo te explicaré cómo es que puede terminar un contrato de arrendamiento y qué es lo que debes hacer si deseas finalizar el que tienes con alguien.

Todo lo que necesitas saber sobre el término del contrato de arrendamiento de un inmueble

contrato de arriendo

Si quieres dar por terminado el contrato de arriendo de forma anticipada, existen dos opciones:

Si hay contrato y en éste se establece la forma en que se puede poner término anticipado al arrendamiento, deberás atenerte a lo que dice el contrato.

Si el contrato no estipula nada sobre el término del contrato de arriendo, deberás dirigirte a las disposiciones establecidas por la ley.

Antes de tomar cualquier determinación, recuerda revisar esta fundamental sección de tu contrato. Generalmente existen dos grandes causales para el término de contrato de arriendo:

  • Llegada del plazo
  • Sentencia judicial

¿Cómo es el término del certificado de arriendo de plazo fijo o mensual?

En el caso de los arrendamientos a plazo fijo, estos generalmente suelen terminar en la fecha especificada en el contrato. Pero hay algunas diferencias, porque en un contrato indefinido, y el plazo se pacta mes a mes, debemos realizar un «desalojo» por adelantado, que incluye una comunicación del arrendador al inquilino indicando que el arrendador tiene la intención de anular el contrato.

En el caso de un contrato mensual, el desalojo del arrendador solo puede realizarse mediante notificación judicial o notarial. El período de expulsión es de dos meses, que se contará a partir de la fecha de notificación, y se agregará un mes adicional a cada año completo que el inquilino ocupe la propiedad. El período indicado más los costos adicionales no excederá de seis meses en total.

Una vez que se le comunica la decisión unilateral del arrendador, el inquilino puede restaurar el inmueble antes de que expire el plazo, y solo deberá pagar el alquiler hasta el día que abandone el inmueble.

En caso de ser un contrato por un plazo fijo no superior a un año, y el arrendador quiere terminarlo antes, sólo puede hacerlo judicialmente, mediante una demanda. El arrendatario tiene un plazo de dos meses para dejar el inmueble, desde que se le notifica la acción judicial y debe pagar sólo hasta el día en que deje el inmueble.

La ley de arrendamiento de predios urbanos establece que, en estos casos de término de contrato hay que diferenciar según el tipo de contrato:

Contratos pactados mes a mes/indefinidos: El aviso previo, o desahucio, dado por el arrendador para poner término al contrato, sólo podrá efectuarse judicialmente o por medio de una notificación personal efectuada por un notario.

El plazo de aviso será de 2 meses, contado desde la notificación, aumentándose en un mes por cada año completo que el arrendatario hubiera ocupado el inmueble.

Este plazo más el aumento no podrá ser, en total, superior a 6 meses. El arrendatario puede restituir el inmueble antes de expirar el plazo de desahucio otorgado por el arrendador, caso en el cual sólo deberá pagar la renta hasta el día de la restitución.

Plazo fijo menor a un año: En este caso sólo puedes solicitar la restitución del inmueble antes de la expiración del plazo de duración del contrato judicialmente, y si eres arrendatario tendrás derecho a un plazo de 2 meses, contado desde la notificación de la demanda, para entregar el inmueble.

Además, puedes restituir el inmueble antes de expirar el plazo antes referido, caso en el cual sólo deberás pagar la renta hasta el día de la restitución.

Plazo fijo superior a un año: En estos casos, si está prohibida la facultad de subarrendar del arrendatario, éste podrá poner término anticipado al contrato sin la obligación de pagar la renta por el período que falte.

¿Cuándo se termina un contrato de arriendo por resolución judicial?

Según la Ley N° 18.101, la mayoría de los contratos de arriendo terminan por resolución judicial cuando:

No se efectúa el pago de rentas según el contrato

Expira el tiempo señalado en el contrato, entre otras.

¿Qué sucede en caso de destrucción de la propiedad?

En estos casos el arrendamiento se entiende por terminado y el arrendatario deja de estar obligado a pagar la renta.

Por su parte, considerando que la destrucción se ha producido por fuerza mayor, el arrendador no se encuentra obligado a indemnizar al arrendatario.

En este caso, existiendo acuerdo entre las partes, lo recomendable es que firmen un finiquito, señalando el término del contrato y de cualquier obligación pendiente.

¿Cuál es la documentación mínima que se requiere?

  • Contrato de arrendamiento (si se cuenta con él).
  • Copia del contrato de arrendamiento antes señalado.
  • Si se hubiere efectuado desahucio notarial, copia de dicho trámite, con la notificación del notario a la otra parte del contrato.
  • Nombre completo del demandado, su domicilio y su profesión u oficio.

¿Los modelos de contrato de arriendo son confiables?

Debes saber que generalmente los problemas o asuntos legales siempre son particulares y los contratos que abundan en internet son muy generales o muy abiertos. Por eso es mejor que tú puedas elegir las cláusulas que más te acomodan y que además el contrato cuente con un respaldo legal.

Otro punto importante es que: ¿Qué pasaría si debido a lo abierto del contrato y como éste se pueda interpretar, tienes problemas con tu arrendatario? ¿A quién acudes? En nuestra opinión es mejor prevenir y usar contrato validado, donde tú puedas escoger las cláusulas.

El plazo del arrendamiento es una de las variables importantes a considerar al terminar un arrendamiento antes de tiempo. Sin embargo, esta no es la única variable que debe investigar en esta área. Siempre se recomienda analizar la situación de inestabilidad y litigio de arrendamientos con una perspectiva más estratégica, especialmente desde el punto de vista económico. Los expertos en estos temas conocen los motivos del ensayo, las posibilidades de éxito y el tiempo necesario para su desarrollo.